CE: Conformidad Europea

Fue establecida por la Comunidad Europea y es el testimonio por parte del fabricante de que su producto cumple con los mínimos requisitos legales y técnicos en materia de seguridad de los Estados miembros de la Unión Europea. Se debe tener presente que la marca CE no implica la calidad del producto.

 

Permite la libre circulación de productos dentro del mercado europeo. Al añadir el marcado CE a un producto, el fabricante declara, bajo su exclusiva responsabilidad, la conformidad de dicho producto con todos los requisitos legales exigidos para alcanzar el marcado CE y asegura la validez del producto para ser vendido en todo el Espacio Económico Europeo (EEE, los 27 Estados miembros de la UE y países de la AELC Islandia, Noruega, Liechtenstein), así como en Turquía. Esto también es válido para productos fabricados en terceros países que se venden en el EEE y Turquía.

 

El procedimiento de agregar el marcado CE se basa en ciertas normas:

  1. Productos que son materia de alguna directiva CE, tienen que agregar el marcado CE antes de salir al mercado.
  2. Los fabricantes deben comprobar, bajo su propia responsabilidad, qué directiva CE necesitan aplicar a sus productos.
  3. El producto sólo podrá salir a la venta si cumple con lo estipulado en las directivas en vigor y si el proceso de evaluación de conformidad ha sido llevado a cabo de manera correcta.
  4. El fabricante debe elaborar una declaración CE de conformidad y agregar el marcado CE a su producto.
  5. Si la directiva (directivas) lo estipula, una tercera parte (Organismo Notificado) debe tomar parte en el proceso de evaluación.
  6. Si se agrega el marcado CE a un producto, éste sólo podrá añadir más marcas bajo la condición de que tengan un significado distinto y que no confundan ni obstaculicen la legitimidad y visibilidad del marcado CE.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Todos los derechos reservados. Copyright 2015.